¿Cómo elegir mis zapatillas para correr?

Cuando comencé a correr de nuevo allá por el año 2009, comenzaba Ullrich con su blog, ahí te puedes enterar de casi todo sobre el mundo de las zapatillas:
http://emotionrunning.com/category/s1-zapatillas/ 
Si has entrado ahí, habrás visto la cantidad de zapatillas y comparativas que hay, así que lo que a priori parecia algo tan sencillo como ir a la tienda y coger la más bonita y cómoda, existen muchos factores que dependen del corredor, presupuesto, terreno, ...

Así que empezaremos por lo primero: Nosotros mismos

Caraterísticas físicas del corredor
Lo primero será saber nuestro peso, las lesiones (que tienes ahora o has tenido en el pasado), la altura del arco de tu pie, tu flexibilidad, estado de forma, etc.
Las zapatillas tienen unos rangos de peso recomendado. Unas zapatillas para alguien de 90kg no tendrán las mismas respuestas para alguien que pese 70kg.
Así que a más pero, la zapatilla tendrá que ser más estable y amortiguada, si el corredor es más ligero podrá utilizar zapatillas más ligeras, flexibles, y más blanda…
Las lesiones son otro factor importante. Por ejemplo: si se tiene una fascitis plantar, hay que buscar modelos que te den algo de apoyo en la zona del arco; si se tienen problemas de sobrecargas en los gemelos, zapatillas más duras y con un drop clásico (el drop es la diferencia de grosor de suela entre la zona de talón y el antepie o puntera) de 10 ó 12 mm; con problemas de torceduras o molestias en ligamentos de tobillo o rodilla debes buscar zapatillas estables…
Ten en cuenta que la zapatilla no te ayudará a recuperare de la lesión, pero si puede hacer que no sufras tanto con ellas.
El arco del pie es algo fundamental. Debes saber qué altura de arco tienes, y lo puedes averiguar a través de una prueba muy básica que consiste en mojarse la planta del pie y dejar la huella en un papel. Este remedio casero te da la idea del tipo de arco que tienes y sirve acotar la búsqueda de modelos que te pueden ser útiles. Además la altura y flexibilidad del arco.
Por otro lado cuanto peor estado de forma, peor suele ser la técnica de carrera y, por tanto, el drop más alto y la mayor amortiguación y estabilidad van a ser mejores para este tipo de corredores.
Cuando se tiene una forma física apropiada, sobre todo adquirida por el hábito continuado de correr, el cuerpo está más preparado para el uso de calzado con menor drop, más ligero y flexible, ya que el corredor tenderá a ser más eficiente.
Cada zapatilla tiene una puntera diferente, las hay más redondeadas o más afiladas. Estas formas, unidas a la anchura que tenga la zapatilla, pueden proporcionar unas sensaciones muy confortables o hacer que no puedas ni caminar, hay que encontrar la zapatilla que por forma y anchura se adapte a tu pie.
Si tienes un pie ancho o estrecho, existen marcas como Asics o New Balance que venden tallaje de ancho. Por ejemplo, para un hombre, una talla B sería estrecha, D normal, 2E talla extra de ancho y 4E sería súper ancha. La gran mayoría entramos dentro de la talla normal D.
Y por último, SIEMPRE hay que comprarse un número más de lo que se utiliza normalmente (un dedo de la mano entre el dedo más largo del pie y la puntera de la zapatilla). Cuando corremos los pies se hinchan.

Tipos de pisada
Ahora toca saber cómo pisas (y como se aterriza). Primero, averigua qué tipo de pisada tienes:
Pronador: la mayoría de la gente prona en mayor o menor medida. La pronación es un mecanismo natural del pie para amortiguar e impulsar, el problema viene cuando provoca molestias, en este caso se entraría a valorar qué es lo más adecuado, hacerse unas plantillas o buscar unas zapatillas pronadoras. Son las zapatillas que dan más estabilidad (lo mismo que dijimos para los corredores más pesados).
Neutro: el porcentaje de neutros es bastante alto. Si los pronadores suponen sobre un 60%, los neutros rondan el 35%. Aquí, el giro del pie se sitúa dentro de unos parámetros normales que, a priori, no presentan riesgos para ligamentos y músculos puesto que no les sobrecarga de trabajo.
Supinador: no, tú no eres supinador!!! Aunque tengas el pie cavo, y desgastes el talón por fuera, no eres supinador. Pero si entras en ese pequeño espectro de menos del 5% tendrás que utilizar zapatillas neutras flexibles.
Si siempre has corrido con zapatillas neutras y nunca has tenido más problemas de lesiones que lo habitual, sique usando neutras, aunque seas pronador ... tu cuerpo ya esta adaptado;).
Si al final decides ir al podólogo para que te haga una plantillas para correr, que SIEMPRE te vea correr. Si sólo te ve caminando o parado, serán unas malas plantillas para correr.
Si usas plantillas lo que tendrás que buscar es un par de zapatillas neutras con arco medio/bajo y una anchura en la que las plantillas entren correctamente.
Respecto al aterrizaje, la mayoría de corredores aterrizamos de talón. A pesar de la creencia actual tras el boom del minimalismo, el aterrizaje de talón no siempre es malo. De hecho, se puede ser eficiente aterrizando con el talón y haciendo una transición rápida, muchos atletas de élite tienen este tipo de pisada.
Centrándome en el corredor popular, la mayoría aterriza de talón y, por tanto, si no se realiza una adaptación a otras técnicas de carrera, habrá que valorar zapatillas amortiguadas y con un drop entre 8 mm y 13 mm
Los corredores que aterricen de mediopié o que apenas lo hagan levemente con el talón, ya sea de manera natural o porque están haciendo una transición al minimalismo, deberían buscar zapatillas de natural running, con drops de entre 4 mm y 6mm.
Los minimalistas son corredores que han adaptado su cuerpo a una biomecánica de correr eficiente, este tipo de corredores, por lo general, buscan zapatillas entre 0 y 4 mm de drop y perfiles muy bajos, habitualmente de menos de 8 mm de perfil.
Cuando ya sabes tus características físicas y tus características biomecánicas, solo te queda un último punto.

¿Qué uso le vamos a dar a las zapatillas?
Tienes que saber por dónde vas a correr, ritmos, distancia, qué clima y si usas otras zapatillas.
Suela
Si corres por asfalto: más amortiguación y más blanda. La estabilidad es menos importante.
Parque: la estabilidad va ganando importancia, se valora que la zapatilla agarre mejor y la amortiguación no es tan fundamental ya que el terreno amortigua más que el asfalto (ten en cuenta que el cajero del canal o los caminos del monte son tan duros como el asfalto).
Montaña: calzado de trail con más tracción, protección y estabilidad. A tener en cuenta la calidad de la goma y la altura del taco cuando corremos por piedra mojada o zonas con mucho barro.
Ritmos de entrenamiento
No es lo mismo entrenar a 4 min/km que a 5.30 min/km. Hay muchas zapatillas de entrenamiento que no van a ser muy buenas a ritmos vivos (4 min/km), por lo tanto, tendrás que acotar la búsqueda a modelos de entrenamiento ligero o incluso a zapatillas mixtas si tu peso no es muy alto.
La gente de ritmo más lento, sobre todo 5 min/km o más lentos, deberá prestar más atención a los modelos más amortiguados y estables.
Zapatillas de competición. ¿Qué distancia?
No es lo mismo querer una zapatilla para competir y entrenar, que solo para competir. Si quieres un modelo exclusivo para competir, puedes arriesgar un poco más, buscar un modelo más rápido, menos amortiguado… En cambio, si quieres una zapatilla para ambas cosas, primará el entrenamiento a la competición.
Si tus ritmos de competición están entre 3.45 min/km y 4.15 min/km en carreras de 10K, medio maratón e incluso maratón y tu peso no excede de 80 kg, ves hacia las zapatillas mixtas.
Si tu ritmo es más rápido de 3.40 min/km, podrías buscar una zapatilla voladora (para su uso hasta medio maratón).
Para correr una maratón y no se baje de 3 horas, recomiendo hacerla con zapatillas de entrenamiento.
¿Qué uso le vas a dar?
Si eres un corredor habitual (más de 40 kilómetros semanales) te puede interesar usar 2 zapatillas al año, usándolas dependiendo de la climatología.
Si corres en un clima lluvioso recomendaría buscar modelos cuya suela sea eficaz en estas condiciones (con sus suelas Continental o vibram).
Si corres de noche o a primera hora, también hay modelos adaptados para garantizar la visibilidad.
Si eres uno de esos corredores que solo utiliza un par de zapatillas, entonces buscaría modelos con tecnologías resistentes al estrés.
Las zapatillas necesitan “descansar” y cuando se usan a diario, van perdiendo propiedades, lo que lleva a un desgaste prematuro de la mediasuela y de las capacidades de amortiguación (en esto el boost gana al EVA), y por eso mismo yo uso 3 pares de zapatillas.

Y como última nota, las zapatillas de mujer vienen adaptadas a la morfología específica del género femenino.
Espero que ahora ya lo tengas más claro ;)

sacado de ForoAletismo

1 comentario:

  1. Desde premarathon tambien recomiendan a Ullrich ;)
    http://premarathon.com/2013/10/la-zapatilla-de-running-perfecta/

    ResponderEliminar

Entradas populares esta semana